Que me levante todas las mañanas con ganas de verte, que no haga más que escribir tu nombre en todos lados, que me muera de ganas por agarrarte y no soltarte nunca, que sea la niña más feliz del mundo solamente de saber que existes, que viva cada instante con más ilusión que el anterior , que me vaya al Fin del mundo por si acaso te veo. Te quiero , y el corazón nunca miente.

sábado, 17 de diciembre de 2011